Comarca Cinca Medio

Albalate de Cinca en la comarca de Cinca Medio

Historia

Se pueden encontrar restos de civilización en este lugar desde la prehistoria. Este hecho es posible debido al tramo medio del río Cinca, que ha permitido los asentamientos humanos desde tiempos remotos.

A día de hoy, aun se conservan restos de civilizaciones pasadas, como la que encontramos en Alcolea de Cinca (yacimiento de la Codera), perteneciente al año 1350 a.C. y cuya ocupación se alargó hasta el periodo ibérico (s.II a.C.).

Además aparecen vestigios de otros pueblos como el romano, que con la llegada de sus tropas, en el año 218 a.C. remodelaron los antiguas caminos, para convertirlos en calzadas aptas para el paso de las tropas por el territorio. Destaca la vía de Ilerda – Osca, que comenzaba en Tarragona, pasando por Osca y finalmente se encaminaba hacia Caesaraugusta (Zaragoza).

Posteriormente, durante la Edad Media, cabe destacar la presencia del pueblo árabe en esta zona, que no fue reconquistada hasta el año 1083 por el Cid Campeador. A esta época pertenecen símbolos tan importantes como el Castillo de Monzón o la Concatedral de Santa María del Romeral de Monzón, sede de las Cortes de Aragón por aquel entonces.

Otros hechos históricos de importancia que marcaron su huella por la zona fueron la Guerra de los Segadores y la Guerra de Sucesión. Destacamos la época perteneciente al Renacimiento como punto álgido en lo que a arte y movimiento intelectual se refiere.

Con el paso del tiempo la Comarca de Medio Cinca ha sufrido otros hechos históricos de importancia como la Guerra de la Independencia, las guerras Carlistas o la Guerra Civil Española. Estos acontecimientos afectaron a una población que regaló figura ilustres como Mor de Fuentes, Mariano y Joaquín Pano además de Joaquín Costa, entre otros tantos.

 

Patrimonio

Hay que remontarse hasta la época del Neolítico para encontrar las primeras huellas de patrimonio por este territorio. Estas comenzaron junto al cauce de los ríos, sin embargo, con el paso del tiempo, estas poblaciones se trasladaron a puntos más estratégicos como a las partes altas de los cerros, muestra de ello es el yacimiento de la Codera en Alcolea de Cinca.

Posteriormente y gracias a la reconquista, todo el territorio se ve favorecido por una serie de reformas que mejoraron las infraestructuras como las vías. Destacamos también la Mansio de Tolous junto a la Ermita de la Alegría de Monzón.

Otra de las épocas que más dejaron huyea por toda esta zona fue la Edad Media, de donde sobresalen obras como la de la Concatedral de Santa María de Monzón, los restos de la Torre de Conchel, el Castillo de Monzón, entre otros tesoros arquitectónicos.

En referencia al Renacimiento, la comarca de Cinca Medio vivió un auge en lo artístico y lo intelectual. Ejemplo de ello son el Palacio del Barón de Valdeolivos y la fuente de los seis caños en Fonz, el casco antiguo de Monzón, las Ripas y el molino de cerales de Alcolea de Cinca, el Puente de la Barca en Pomar de Cinca o el pozo-fuente Gil entre Conchel y Selgua.

Con respecto a la edad contemporánea podemos destacar joyas patrimoniales como las del Sifón del Sosa en Almunia de San Juan, la antigua azuccarera de Monzón o las bodegas de Pueyo de Santa Cruz.

 

Flora

La mayor parte de la flora de Cinca Medio la forma el carrascal, que con el paso de los siglos ha ido sufriendo un notable desgaste hasta la actualidad, donde encontramos zonas pequeñas y aisladas. Si nos orientamos hacia el norte, con dirección Fonz, entramos en un paisaje más serrano en el que el carrascal se enriquece gracias a especies como quejigo, acirón, el boj, el avellano, el pino albar, la sabina negra o el chinebro.

También encontramos otras zonas características cim el río SIsa donde abunda el tamariz o las “gesas” o colinas yeyosas donde se encuentra el romeral con asnallo entre otros.

 

Fauna

El río Cinca funciona como eje principal de todo el ecosistema que hay formado al rededor de este lugar. Invertebrados, anfibios, aves, mamíferos y reptiles conforman toda una gran variedad de fauna en esta zona.

Destacan algunas zonas concretas de la comarca en lo que a fauna se refiere. La primera de ellas es Sotos de Cofita e Isla Alfántega, que formadas por bosque de la ribera del Cinca acogen a gran parte de especies de agua y forestales de la zona, como la nutria, peces como el barbo, la carpa, el lucio y aves como el milano negro, el pájaro carpintero o las garzas.

Arrozales de Selgua, Conchel, Santalecina y Alcolea de Cinca forman un espacio manipulado por la mano del hombre donde la acumulación de agua ha funcionado como un motor de vida que ha dado pie a especies como la garza real, la gallineta de agua, ratas de agua, ranas o el aguilucho lagunero entre otros.

 

 

 

Gastronomía

La cultura gastronómica de esta zona está directamente ligada al producto autóctono que proviene de la huerta y la ganadería. Hay platos muy típicos de aquí como las patatas con carne y bechamel, las judías estofadas y la ternera guisada (Albalate de Cinca). Durante la Navidad en Monzón son típicas el cardo con bacalao y las judías caparronas.

Productos elaborados de la matacía son los bules de Albalate de Cinca (bolas de sangre y pan) y las coquetas (tortetas blancas con manteca).

Con respecto a los dulces destacan la trenza de Monzón, las garrofales, las cerezas confitadas. En Foz destaca el pastillo de calabaza y en Binaced sus famosos melocotones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here