5 vías ferratas para disfrutar de la naturaleza en Huesca

Vías ferratas en Huesca
Vías ferratas en la provincia de Huesca

La provincia de Huesca se caracteriza por su enclave natural. Esto hace que amantes del deporte y de la naturaleza acudan para practicar alguna de sus muchas opciones.

Una de ellas son las vías ferratas que consisten en recorridos con tramos tanto verticales como horizontales, en los que el usuario tiene zonas de escalada, descenso, puentes colgantes o tirolinas.

En este post os vamos a ofrecer un listado con 5 vías ferratas para realizar en la provincia de Huesca:

La Zapatilla por la Suela (Candanchú)

Con casi 6 kilómetros de recorrido esta vía se puede completar en unas 3 horas aproximadamente.

Se considera una vía de alta montaña y su nivel no es de experto aunque se recomienda haber tenido alguna aproximación con este deporte antes.

Recientemente ha sido restaurada ya que estaba equipada con cuerdas fijas y material antiguo.

El tramo más interesante del ascenso consiste en una chimenea con un paso de 3º que termina en una cueva y su salida al escalón superior en donde hay un pino. Tras haber completado el ascenso a la cima de la Zapatilla, comienza el descenso hacia un collado llamado el Tubo de la Zapatilla. Puede realizarse por la pedrera del Tubo de la Zapatilla o bien más cómodamente por el Puerto de Tortiellas.

Recorrido hasta Polituara de Multiaventura

Este trayecto de 5,89 kilómetros de largo y con 169 metros de desnivel acumulado, hace que el camino sea apto para todos los públicos.

Comienza dejando a la derecha la vía ferrata para realizarla a la vuelta, más tarde hay que cruzar el río Gállego por un puente tibetano restaurado y tras el se sigue la pista en sentido ascendente para llegar en unos minutos a Polituara, uno de los muchos pueblos abandonados en la provincia de Huesca. Cuando se ha completado el camino se vuelve por la vía ferrata de Santa Elena, de nivel fácil.

Ruta de Broto – Vía ferrata cascada del Sorrosal

Espectacular recorrido de 2,51 kilómetros y 151 metros de desnivel acumulado hacen de esta vía muy asequible ya que con un nivel de 2º grado nos regala impresionantes enclaves como una cascada o un puente tibetano de los que disfrutará el usuario.

Además en el pueblo cabe la posibilidad de alquiler de material para realizarla por vuestra cuenta o con un guía.

 

Vía Ferrata del Sorrosal (Km3) – Broto

Con un recorrido de 1,89 kilómetros de longitud, esta vía se puede completar en un periodo de aproximadamente 2 horas y 15 minutos.

Se ubica al pie del parque Nacional de Ordesa y su recorrido va por la cascada y parte del barranco de Sorrosal. Se hace muy ameno debido a la variedad de tramos que cuentan con varias escaleras, un puente y hasta una cueva.

Con una dificultad media, hay que saber que en verano cobran 2,5 € por recorrerla. Se recomienda llevar luz para cruzar una pequeña gruta y es de interés saber que no es segura de realizar durante el invierno.

 

Via ferrata Cubilillos os fils – Riglos

Esta vía si requiere cierto nivel para poder practicarla. Tiene 7, 84 kilómetro de recorrido para hacerlos en aproximadamente 4 horas y cuenta con un desnivel acumulado de 438 metros.

Comienza en el pueblo de Riglos y como punto característico tiene que el visitante podrá ver buitres leonados y quebrantahuesos sobrevolando la vía durante todo el camino.

Aunque sea una vía relativamente fácil, el hecho de que haya partes con varilla en vez de grapa, dificultan el ascenso haciendo que parezca más subida de la que realmente es.

Compartir
Facebook
Twitter
Artículo anteriorAínsa
Artículo siguienteEntradas para las Vaquillas San Lorenzo 2018

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here